It's Raining Books Sale
 
 

Recently Viewed clear list


Interviews | September 2, 2014

Jill Owens: IMG David Mitchell: The Powells.com Interview



David MitchellDavid Mitchell's newest mind-bending, time-skipping novel may be his most accomplished work yet. Written in six sections, one per decade, The Bone... Continue »
  1. $21.00 Sale Hardcover add to wish list

    The Bone Clocks

    David Mitchell 9781400065677

spacer
Qualifying orders ship free.

Spanish Language Edition

$24.00
New Trade Paper
Ships in 1 to 3 days
Add to Wishlist
Qty Store Section
15 Local Warehouse Foreign Languages- Spanish
7 Remote Warehouse Foreign Languages- Spanish- Literature- A to Z

La Caa-Da de Los Gigantes (Vintage Espanol)

by

La Caa-Da de Los Gigantes (Vintage Espanol) Cover

 

 

Excerpt

Primera Parte

El cielo amenazador

2

Enero de 1914

I

El conde Fitzherbert, de veintiocho años de edad, conocido por su familia y amigos como Fitz, era el noveno hombre más rico de toda Gran Bretaña.

No había hecho nada en absoluto para ganar sus cuantiosos ingresos, sino que sencillamente, se había limitado a heredar miles de hectáreas de tierra en Gales y en Yorkshire. Las granjas no producían muchos beneficios, pero debajo de ellas había grandes cantidades de carbón, y el abuelo de Fitz se había hecho inmensamente rico otorgando las concesiones para le explotación del mineral.

Estaba claro que era la voluntad de Dios que los Fitzherbert gobernasen a sus semejantes y que viviesen de manera acorde a su condición, pero Fitz pensaba que no había hecho nada que justificase la fe que Dios había depositado en él.

Su padre, el anterior conde, había sido un caso distinto. Oficial de la Armada, había sido nombrado almirante tras el bombardeo de Alejandría en 1882, se había convertido en embajador británico en San Petersburgo y, finalmente, había sido ministro en el gabinete de lord Salisbury. Los conservadores perdieron las elecciones generales de 1906 y el padre de Fitz murió escasas semanas más tarde, una muerte precipitada —de eso Fitz estaba seguro— por el hecho de ver a liberales irresponsables como David Lloyd George y Winston Churchill hacerse cargo del gobierno de Su Majestad.

Fitz ocupó su escaño en la Cámara de los Lores, la cámara legislativa superior del Parlamento británico, como par conservador. Hablaba un francés muy correcto y se defendía en ruso, y su sueño era llegar a convertirse algún día en jefe del Foreign Office. Por desgracia, los liberales no dejaban de ganar las elecciones continuamente, de modo que aún no había tenido ocasión de ser ministro del gobierno.

Su carrera militar había sido igual de mediocre. Había asistido a la academia de entrenamiento de oficiales del ejercito de Sandhurst, y pasó tres años con el regimiento de los Fusileros Galeses para convertirse en capitán. Tras su matrimonio abandonó la carrera militar, pero pasó a ser coronel honorífico de los Territorials de Gales del Sur. Lamentablemente, los coroneles honoríficos nunca ganaban medallas.

Sin embargo, había algo de lo que sí se sentía orgulloso, pensaba mientras la locomotora de vapor avanzaba por los valles del sur del País de Gales: dos semanas más tarde, el rey en persona iba a pasar unos días en la casa de campo de Fitz. El rey Jorge V y el padre de Fitz habían sido compañeros en la Armada en su juventud. Recientemente, el rey había expresado su deseo de conocer qué era lo que pensaban sus súbditos más jóovenes, y Fitz había organizado una discreta velada en casa para que Su Majestad conociera a algunos de los más brillantes de su generación. En aquellos momentos, Fitz y su esposa, Bea, iban de camino a la mansión para terminar de disponerlo todo para la visita del monarca.

Fitz sentía un gran apego por las tradiciones. No había nada en la historia de la humanidad capaz de rivalizar con la estabilidad que proporcionaba el orden establecido, basado en los cuatro estamentos de la sociedad: monarquía, aristocracia, comerciantes y campesinado. Sin embargo, al mirar por la ventanilla del tren, como en esos precisos momentos, veía que la sombra de una seria amenaza pendía sobre las costumbres tradicionales de la sociedad británica, una amenaza mayor que cualquiera de las que se hubiesen cernido sobre ella en los cuatrocientos años anteriores. Cubriendo por completo las laderas de los montes, otrora tan verdes, extendiéndose como una plaga de manchas grisáceas en las hojas de los rododendros, surgían las casas de los mineros del carbón. En aquellas mugrientas casuchas se hablaba de republicanismo, de ateísmo y de revolución. Solo había pasado un siglo más o menos desde que habían llevado a la nobleza francesa en carretas hasta la guillotina, y lo mismo ocurriría allí si algunos de aquellos mineros musculosos con la cara tiznada lograban salirse con la suya.

Fitz estaría encantado de renunciar a las ganancias que obtenía del carbón, se dijo, con tal de que Gran Bretaña volviese a la sencillez de otros tiempos. La familia real era un poderoso bastión contra la insurrección. Sin embargo, además de hacerle sentirse orgulloso, la visita del monarca también le provocaba cierta inquietud, pues había muchas cosas que podían salir mal. Con la realeza, cualquier descuido podía ser una señal de negligencia y, por tanto, una falta de respeto. Hasta el último detalle del fin de semana sería comentado posteriormente, por los sirvientes de los visitantes a otros sirvientes y, de estos, a los señores de dichos sirvientes, por lo que todas las damas de la alta sociedad londinense acabarían sabiendo si, durante su estancia en Ty Gwyn, al rey la habían dado una almohada demasiado dura, una patata podrida o la botella de champán equivocada.

El Rolls-Royce Silver Ghost de Fitz estaba esperándolos en la estación de ferrocarril de Aberowen. Se sentó junto a Bea y el chófer los condujo a lo largo de un kilómetro y medio hasta Ty Gwyn, su casa de campo. Estaba cayendo una llovizna fina pero pertinaz, como era habitual en Gales.

«Ty Gwyn» significaba «Casa Blanca» en galés, pero el nombre había acabado resultando un tanto irónico porque, como todo lo demás en aquel rincón del mundo, el edificio estaba cubierto por una capa de polvo de carbón, y los bloques de piedra que en otros tiempos habían sido de un blanco inmaculado ofrecían en esos momentos un color gris oscuro que emborronaba las faldas de las señoras que, en un descuido, rozaban las paredes.

Pese a todo, era un edificio manífico que llenaba a Fitz de orgullo a medida que el vehículo avanzaba por el camino de entrada a la casa. La mansión privada más grande de todo el País de Gales, Ty Gwyn contaba con doscientas habitaciones. Una vez, de pequeño, él y su hermana, Maud, contaron las ventanas hasta sumar un total de 523. Había sido construida por su abuelo, y en el diseño de las tres plantas se apreciaba una agradable armonía. Los ventanales de la planta noble eran altos y dejaban entrar una gran cantidad de luz en los majestuosos salones. En la planta superior había multitud de habitaciones de invitados, mientras que en la buhardilla se hallaban los innumerables dormitorios del esrvicio que, aun siendo minúsculos, eran evidentes por las largas hileras de lucernarios que poblaban los tejados en pendiente.

Product Details

ISBN:
9780307741189
Author:
Follett, Ken
Publisher:
Vintage Espanol
Subject:
General
Subject:
General Fiction
Subject:
Historical
Subject:
historical fiction;fiction;wwi;russia;germany;england;europe;russian revolution;wales;historical;history;20th century;war;novel;usa;century trilogy;france;epic;saga;america;politics;historical novel;family;1910s;english;german;wwii;21st century;ken follet
Subject:
historical fiction;fiction;wwi;russia;germany;england;europe;russian revolution;wales;historical;history;20th century;war;novel;usa;century trilogy;france;epic;saga;america;politics;historical novel;family;1910s;english;german;wwii;21st century;ken follet
Subject:
historical fiction;fiction;wwi;russia;germany;england;europe;russian revolution;wales;historical;history;20th century;war;novel;usa;century trilogy;france;epic;saga;america;politics;historical novel;family;1910s;english;german;wwii;21st century;ken follet
Subject:
historical fiction;fiction;wwi;germany;russia;england;europe;wales;russian revolution;historical;20th century;history;war;novel;century trilogy;usa;france;epic;saga;america;politics;historical novel;family;1910s;english;german;wwii;uk;21st century;ken fol
Edition Description:
Trade paper
Series:
Vintage Espanol
Publication Date:
20100928
Binding:
Paperback
Grade Level:
General/trade
Language:
Spanish
Pages:
1024
Dimensions:
8 x 5.22 x 1.7 in 1.5106 lb

Other books you might like

  1. La Sombra Del Viento New Trade Paper $23.90
  2. El Juego del Angel (Vintage Espanol) Used Trade Paper $11.50

Related Subjects

La Caa-Da de Los Gigantes (Vintage Espanol) New Trade Paper
0 stars - 0 reviews
$24.00 In Stock
Product details 1024 pages Vintage Books USA - Spanish 9780307741189 Reviews:
"Synopsis" by , The first installment in Follett's Century trilogy follows five families--one American, one Russian, one German, one English, and one Welsh--as their fates intertwine over three generations and the major events of the 20th century.
"Synopsis" by , US
spacer
spacer
  • back to top
Follow us on...




Powell's City of Books is an independent bookstore in Portland, Oregon, that fills a whole city block with more than a million new, used, and out of print books. Shop those shelves — plus literally millions more books, DVDs, and gifts — here at Powells.com.